57/365 Las máscaras del vacío


A menudo, en la retracción de mí mismo,

se me aparecen las máscaras del vacío.
Las máscaras que adquiere el vacío no son plenas.

No le resulta necesario.
Unos rasgos ínfimos procuran enmascararlo; y lo logran.

Seguramente allí está, casi podríamos olvidarlo…
Habitualmente esas máscaras vienen de dos a dos
y se imprimen, sutiles aunque duras, en el disco terminado del universo.
Podríamos creer que son gestos,

álgebra de gestos detenidos en un cataclismo pompeyano.

Pero no hay huella alguna de cataclismo.
Al contrario, una extraña movilidad,
y por todas partes dentro del mismo Espectro del poder,
la espantosa succión del vacío.
También están los desiertos matinales, tapados de animales muertos…

Henri Michaux

1 comentarios:

aQuieSToyYo dijo...

Y las noches, no nos olvidemos de las noches, con la luz escondida tras las sombras.